tu solucion por Marufish en flickr

¿Recordáis nuestro anterior post ”Cinco razones para impulsar tu marca personal y los cinco elementos para crearla“? Vamos a profundizar ahora en cada uno de los cinco elementos que os proponíamos para impulsar vuestra marca personal.

El primero de los elementos para impulsar tu marca personal: Tu solución. ¿Que solución ofreces?

Seguro que tienes una idea de lo que ofreces o quieres ofrecer, pero ¿responde a lo que las personas que pueden estar interesadas en contratarte están buscando? Piensa que si no ofreces o no cuentas las cosas cómo las buscan, no van a encontrarte. Analiza tu propio comportamiento, si se te estropea el intermitente del coche y consultas a Google, ¿qué tecleas? ¿taller de reparación de coches? o ¿Cómo cambiar un intermitente? Las dos preguntas son válidas, pero ambas reflejan clientes con necesidades diferentes. ¿Lo ves? Lo mismo ocurre en el campo profesional, puedes poner el título más original a tu puesto de trabajo, pero exactamente… ¿qué me va a solucionar contratarte o colaborar contigo? ¿responde tu descripción a la forma en la que yo busco?

Acércate a tu mercado y ofrécele lo que está buscando

Lo primero que tienes que tener claro, es que tu mercado no lo componen sólo tus clientes finales, si no todas las personas que puedan influir en tu imagen de marca: otros profesionales como tu, personas con las que has compartido trabajo o estudios, personas influyentes en el sector en el que quieres posicionarte…

Por eso, en primer lugar, localiza a tus ex-compañeros de estudios o de trabajo, a personas que ocupan el puesto que te gustaría lograr, a tu competencia si eres profesional independiente y compárate. Las comparaciones son odiosas, pero en este caso, van a ayudarnos en 3 cosas:

A. Para tomar las ideas que nos gusten a la hora de presentarnos

B. Para descubrir las carencias que tenemos que incluir en nuestro Plan de Mejora. ¿Es posible que, teniendo un perfil similar el nivel alto de inglés haya sido clave para que contrataran a esa persona? Pues ya sabes en que tienes que invertir…

C. Para ampliar nuestra red con perfiles de calidad. No sólo tienes que contactar con ellos (o algunos de ellos, ahí tu tienes tu propio criterio), si no también con sus contactos. Localiza a sus jefes, compañeros del departamento que te interesa, sus colaboradores… y contáctales.

En segundo lugar, entonces sí, localiza los lugares en los que se mueven tus clientes objetivo: foros, grupos en LinkedIn o Facebook, un hashtag determinado en Twitter, blogs…

Y ahora que tienes localizado a los dos tipos de clientes, escucha. Crea una alerta sobre una palabra clave de tu sector, guárdate en favoritos la página de ese foro, suscríbete a ese blog o guarda la búsqueda de ese hashtag en tu perfil de Twitter en los que tanto se discute sobre el tema en el que quieres posicionarte.

Aprenderás qué es lo que realmente se mueve en tu sector. Podrás descubrir tendencias, carencias y demandas explícitas de soluciones que te servirán para orientar y perfeccionar tu oferta y cuando lo consideres oportuno, participa. No me refiero a incluir una url a tu web/blog que no venga al caso. No hagas spam. Responde con contenido de valor: consejos, ideas y referencias con las que enriquecer el debate y de vez en cuando, si viene al caso, escribe sobre un tema candente en tu blog y redirígeles a él.

Además, ampliarás tu red de contactos y con ello, la audiencia para tu marca.

Y tú, ¿sabes dónde están tus clientes?

Deja una respuesta

USO DE COOKIES

Esta página web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. :) ACEPTAR

Aviso de cookies